Agroecología, trabajo y territorio vistos desde la Vega de Granada

2 abril web

Abordar la agroecología como proyecto socio-ambiental que quiere, a un mismo tiempo, recuperar la Vega de Granada como motor económico y abastecedora de alimentos sanos y cercanos, crear trabajo digno en nuestros barrios y pueblos que liguen a éstos con las potencialidades de la vega y, junto a todo esto, impulsar un modelo de desarrollo endógeno que restablezca una relación integral y sostenible entre las personas y los lugares en los que viven. Con estos objetivos nació hace algo más de dos años “Recuperamos el Abrazo con la Vega”, proyecto compartido por distintas organizaciones de vega, ecologistas y sociales. A lo largo de este tiempo, la praxis del “Abrazo” ha generado reflexiones sobre problemas socio-agro-ambientales y la búsqueda de estrategias y herramientas para que los habitantes de nuestros territorios sean los verdaderos protagonistas de las transformaciones que necesitan estos. De aquel “Abrazo” vislumbramos los “mil Abrazos” necesarios para ir asentando la sostenibilidad que nos reconcilie con el planeta y las futuras generaciones.

Jesús Peña

Dinamizador Comercial. Miembro de Ecologistas en Acción de Granada desde hace mas de 30 años y actual coordinador de la comisión de Agroecología de esta organización en Granada. Miembro de “Somos Vega. Somos Tierra” y coordinador del proyecto “Recuperamos el Abrazo con la Vega” de esta Asociación.

Jesús Peña

Paco Cáceres Santiago

Maestro jubilado. Miembro del movimiento por la defensa y dinamización de la Vega desde sus inicios hace más de dos décadas. Actualmente desarrolla su trabajo en “Somos Vega. Somos Tierra”, “Recuperamos el Abrazo con la Vega”, “La Red por el Trabajo Digno” y “Otra Granada”. También forma parte de la coordinación y redacción de otragranada.org.

Paco Cáceres Santiago

Coordinadora: Antonio Fernández Montoya

Ponente: Paco Cáceres Santiago y Jesús Peña

Fecha: Lunes, 2 de abril, 19,30 h

Lugar: Biblioteca de Andalucía, Aula 1.

Organiza: Ateneo de Granada