Reseña tertulias 23 de enero y 6 de febrero 2018

La segregación es uno de los tratamientos de la diferencia

Dos Tertulias en el Ateneo de Granada sobre el drama de las cercanas migraciones ponen de manifiesto el preocupante modelo de sociedad que estamos construyendo. Lo menos que las futuras generaciones van a pensar de lo que estamos haciendo con las migraciones en Europa, en España y en Granada da cuenta de un modelo de sociedad que por momentos camina hacia la catástrofe.

Tal y como se comentó, los actuales y grandes movimientos migratorios están escribiendo la historia con mayúsculas, tal y como apuntó en su día el psicoanalista Jacques Lacan. Por eso, si dentro de cincuenta años el lector de la  hemeroteca que guarda los periódicos de Granada tuviera que elegir una imagen de la época actual, elegiría sin duda una foto de un niño que se cuela por la hendidura estrecha de una valla de espinas o la de una madre que da a luz en la patera antes de llegar a Motril o bien la de un adulto que llora de desesperación al verse ingresado en la cárcel de Archidona tras más de dos años de viaje desde Eritrea.

Han sido por eso dos encuentros contra la indiferencia y el mirar para otro lado de amplios sectores sociales, dos citas ilustradas contra el desconocimiento del extranjero que habita en cada uno de nosotros, dos cruces de información con políticos, profesionales y voluntarios que trabajan cada día en el tajo hiriente de los Derechos Humanos. Políticos, profesionales y voluntarios que a pesar de la falta de medios y la sobra de legislación que criminaliza al inmigrante, se resisten a dejar de pensar que las personas que vienen no están fuera sino que están dentro del gran barco que llamamos humanidad.

El psicoanalista Eric Laurent decía recientemente en Roma que los inmigrantes vienen a participar de nuestro modo de vida y no de nuestra identidad. Un argumento que esclarece la tarea que tenemos, en lo personal y en lo social, al respecto de cómo convivir con quienes no se integran en nuestro “nosotros” sino que tienen un “nosotros” propio. Una sociedad se enriquece cuando inventa formas de tratar “lo diferente”.

Otro de los temas abordados en las dos Tertulias tuvo que ver con la preocupación expresada en torno a la presencia en Granada de grupos de jóvenes de marcado carácter xenófobo. La conversación sostuvo con firmeza que no son los extranjeros que vienen en patera los que dañan nuestra democracia. Son mucho más dañinas las ideologías y partidos xenófobos que triunfan en determinados países europeos y que comienzan a hacerse ver en nuestras calles..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>