El laboratorio como herramienta para optimizar la gestión de infraestructuras en ingeniería civil.

22 marzo web

El correcto desarrollo de los proyectos de Ingeniería Civil está íntimamente relacionado con una adecuada evaluación de los procesos naturales que tienen lugar, así como su interacción con las infraestructuras proyectadas. En concreto, cuando se diseña un dique de abrigo de un puerto o una regeneración de una playa, o un parque de aerogeneradores, sólo un conocimiento profundo de las acciones que el oleaje y el viento ejercen, y los procesos que se derivan de esas acciones, podrá derivar en una gestión adecuada de las fases de proyecto, construcción y mantenimiento de la infraestructura. Estos principios son igualmente aplicables a infraestructuras naturales que están actualmente siendo amenazadas tanto por la acción del hombre como por el cambio climático. Desde el IISTA se trabaja en la evaluación de los procesos para ayudar a la toma de decisiones. Para ello se dispone, entre otros elementos, de una serie de infraestructuras de experimentación punteras a nivel mundial que permiten profundizar en el conocimiento de los procesos físicos y modelar infraestructuras concretas.

María Clavero Gilabert

Doctora Ingeniera de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad de Granada. Desde 2002 es miembro del Grupo de Dinámica de Flujos Ambientales de la Universidad de Granada. Actualmente es Responsable del Laboratorio de Dinámica de Flujos Ambientales del Instituto Interuniversitario de Investigación del Sistema Tierra en Andalucía (IISTA).

Tiene numerosas publicaciones en revistas internacionales de prestigio así como ponencias en congresos internacionales. Ha participado en 22 proyectos de investigación y 27 contratos con entidades o empresas. Imparte docencia en el Grado de Ingeniería Civil así como en el Máster de Hidráulica Ambiental y el Máster de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Granada.

unnamed