¿Puede ser la física divertida?

Tradicionalmente la Física es una de las materias que se constituyen en el ogro de los estudios junto con las Matemáticas. Sin embargo, cada día más, tanto una como la otra se están poniendo de moda porque cada vez somos más conscientes de que los fenómenos físicos están en la base de la mayor parte de los dispositivos que facilitan la vida diaria, y de una forma tangible vamos viendo la evolución de los mismos (televisores, móviles, electrodomésticos varios) que ponen de manifiesto cómo los resultados de la investigación cuando se unen al ingenio y el trabajo producen resultados espectaculares.
En este ciclo vamos a intentar hacer un recorrido por diversos fenómenos físicos mirándolos desde un punto de vista lúdico. Ya sabemos que no se trata de una idea original, más de un programa de televisión muestran experimentos espectaculares, pero desde nuestro punto vista, adolecen de una ausencia casi total de explicación científica, aunque sea a nivel de divulgación del fenómeno físico que está en la base de lo que se está mostrando. Nos proponemos mostrar algunos de estos resultados espectaculares de la física, pero desde un cierto rigor científico de tal manera que al salir de cada conferencia, además de las sensaciones que producen experimentos sorprendentes, podamos irnos a casa con la sensación de que, además, hemos aprendido a explicarlo y, de alguna manera, nuestra cultura científica ha crecido de forma satisfactoria.

¿Cree que es posible que no pueda levantarse de una silla sin estar atado? ¿Hay algún punto en la rueda de un AVE que se mueva en el sentido contrario al de la marcha? ¡Qué bufanda o qué abrigo tan calentito! ¿Nos calientan la bufanda o el abrigo o nosotros los calentamos? ¿Es posible que Supermán salve a Lois Lane de la caída desde la Torre Eiffel y además agarre el helicóptero en su caída y continúe subiendo hasta lo alto de dicha torre? Todas estas preguntas y muchas otras serán el objeto de las distintas charlas y demostraciones que se harán a lo largo de este ciclo.

Chuck Norris, científico ejemplar

chuck-norris-web

El científico de cine suele aparecer como una persona individualista, infalible, genial, en ocasiones rebelde pero que siempre consigue el éxito. Es un Chuck Norris, un lobo solitario invencible. El mundo real es bastante diferente, y los hombres y mujeres dedicados a la labor científica no se identifican con ese estereotipo. Aunque las cosas han cambiando en los últimos tiempos, lo habitual es que cualquier parecido del mundo de Hollywood con la realidad sea poco más que coincidencia. No es mala idea echar un vistazo a lo que el espectador cree que es un científico y compararlo con la persona real. Quizá nos llevemos alguna sorpresa.