La justicia en España

Uno de los pilares del Estado democrático es el Poder Judicial, garante esencial del mismo, pero en España la Justicia genera mucha insatisfacción entre los ciudadanos porque no terminan de verla suficientemente ágil, ni del todo independiente del poder político, y a veces tampoco del todo igualitaria.

La responsabilidad de esta situación es seguramente compleja, y por eso el Ateneo de Granada se propone debatirla en este ciclo dando la voz, de entrada, a sus protagonistas más cualificados: los jueces, magistrados y profesionales del Derecho, siempre con el ánimo de fomentar la discusión y el diálogo.

¿Cómo se gobierna el Poder Judicial?

justicia-web-copy

En esta conferencia y en la discusión que le seguirá, se debatirá sobre cuestiones de máxima relevancia para nuestro sistema  judicial, tales como: ¿Qué es el Gobierno del Poder Judicial? ¿Es un Poder del Estado de carácter difuso es gobernable? ¿Cómo se elige a sus miembros? ¿Cómo se eligen los altos cargos de la Magistratura? ¿Se puede asegurar con el sistema español de elección de sus miembros que los gobernantes judiciales son independientes? ¿Existen alternativas al sistema actual de elección? ¿Existe el riesgo de la politización en el actual sistema? ¿El método de elección resulta determinante paradescartar ese riesgo?….

¿Es posible la independencia judicial en una sociedad de masas?

indep judicial

Cuando creíamos haber conquistado la modernidad, el pueblo quiere volver a los tiempos oscuros. Si hay algo que lo demuestra es la generalización de la estupidez, lo que los antiguos llamaban las tinieblas, y sobre todo la crueldad. No hay tiranía comparable a la de la multitud, decía Filmer.

La Justicia como garantía del Estado Democrático y de Derecho contra la corrupción.

2 junio web

La corrupción es un fenómeno complejo en el que la justicia tiene un papel fundamental. El Poder Judicial, como uno de los poderes del Estado, tiene una evidente responsabilidad como garantía del Estado Democrático pero también desempeña un papel en la defensa de los derechos de los ciudadanos. Sin embargo, en ocasiones es objeto de críticas por no tratar a todos por igual, por la politización, la lentitud o la falta de medios.