Medio Ambiente

En este ciclo se pretende que todas las charlas/debate giren en torno al mismo eje: si la democracia es participación (que debe ir más allá de votar cada cuatro años), se trata de ver cómo se manifiesta esta participación ciudadana en actos tan rutinarios como tirar la basura, comprar, o transportarnos.

Se pretende analizar los niveles de compromiso de la ciudadanía con respecto a estas cuestiones y su capacidad de condicionar las decisiones públicas y, al revés, ver hasta dónde las decisiones públicas condicionan el comportamiento de los ciudadanos sin que estos se cuestionen o propongan otras alternativas, y desmenuzar los intereses en juego, las variables posibles, debatiendo si donde estamos o hemos llegado es el mejor de los mundos posibles.

Los temas a abordar, entre otros que nos afectan en nuestra vida cotidiana, son la gestión de resididos, la Vega de Granada, la contaminación química, el transporte y la movilidad en la ciudad.

Dirección y coordinación: Juan Raya Ruiz

Vivir y actuar en un aire contaminado

19 marzo web

Hace años que que se viene alertando del mal aire que se respira en Granada, uno de los más contaminados de España. Europa insta reiteradamente a cumplir con sus obligaciones al respecto, pero los últimos datos publicados por la Junta de Andalucía sobre el año 2017 confirman que se superaron los umbrales que la OMS fija como límites a partir de los cuales nuestra salud empieza a deteriorarse.

Las aves de Granada en riesgo. Urge protegerlas.

19 feb web

En esta imprescindible mesa redonda, con dos expertos en el mundo de las aves, se dará a conocer la evolución de las mismas en nuestra provincia junto con los métodos que se emplean para censarlas, y la problemática actual que las aves tienen en los diferentes hábitats debida al cambio del uso del suelo, a la utilización de biocidas y a la incidencia de la caza.

Contaminación por plásticos en la costa de Granada. Una realidad ocultada.

15 enero web

Contamos con el dudoso honor de que nuestra costa sea conocida internacionalmente por haber conseguido varios años el premio a ‘La playa más sucia de Europa’ otorgado por Save the Beach,en concreto a la playa de La Rábita-El Pozuelo.